Seleccionar página
BUSINESS

Tecnologías

Sistemas de pago

Aun con el auge de las aplicaciones para realizar pagos y el afán de pagar de forma electrónica, los sistemas de pago en efectivo y con tarjeta siguen dominando en Europa.

El medio más utilizado en España sigue siendo el dinero en efectivo, a diferencia del resto de Europa. A este le siguen las tarjetas de débito, las transferencias y las tarjetas de crédito. En el top 5 se incluye otro de los medios de pago más novedosos: PayPal.

Con todo, hay sistemas de pago más recientes y en auge, como son el contactless (ya sea mediante tarjetas o aplicaciones móviles), las apps o los ‘wallet’ de los bancos. Para cada necesidad, existe o se desarrolla un un sistema de pago. Estos son los más representativos:

Medios para pagar las compras habituales
Para las compras y transacciones cotidianas es posible escoger un medio de pago o combinar varios, como hace la mayoría. Lo más frecuente es emplear el efectivo junto a las tarjetas de crédito o débito, generalmente asociadas a una cuenta bancaria. La utilización de uno u otro dependerá de las condiciones de la compra y las necesidades de cada momento.

Monedero electrónico y pago con móvil

Una alternativa al efectivo o la tarjeta es la tarjeta monedero o llamada también monedero electrónico. Se trata de un sistema de micropagos multipropósito que sirve para aquellas transacciones de poca cantidad y alto volumen que requieren velocidad y seguridad. El sistema ha permitido a los usuarios pagar más rápido que con efectivo y las transacciones se llevan en menos tiempo.

La tarjeta monedero contiene un chip electrónico que se recarga con dinero y permite pagar productos y servicios deslizando la tarjeta en un lector cuyo importe exacto se descargará o acreditará del chip. Se puede recargar en cualquier establecimiento que tenga una terminal para recibir el pago (tiendas abonando un mínimo establecido). También se puede recargar con tarjeta de débito o crédito. Para no quedarse sin saldo es recomendable vincular tu tarjeta a una tarjeta de crédito o débito, y de esta manera el monedero se recargará automáticamente.

Las ventajas del monedero electrónico son muchas:
> Se evitan las colas y la congestión en los puntos de pagos.
> Se gana en tiempo.
> Es más fácil, rápido y práctico.
> Da mayor seguridad y control de los pequeños gastos diarios (por ejemplo los del metro).
> Se eliminan los problemas del cambio y la falta de monedas.
> Se puede emplear para pagar el billete o bono de transporte público.

Además, ha entrado en juego una tercera opción: el pago con móvil. Este sistema requiere tener una tarjeta o cuenta bancaria y permite pagar con el smartphone en cualquier establecimiento que tenga un datáfono con tecnología contactless.

Envío de dinero a empresas y particulares

Una forma de realizar pagos a particulares o empresas es enviando el dinero directamente a sus cuentas. Para ello las opciones habituales son:
> Transferencias bancarias. Se pueden realizar tanto a nivel nacional, como internacional y requieren insertar códigos bancarios de nuestra cuenta y de la destinataria, concretamente el código IBAN o el BIC. Tardan un día hábil en ser efectivas dentro de territorio europeo, mientras que las internacionales se alargan hasta 5 días hábiles. Generalmente suelen tener un coste, aunque es cierto que hay cuentas sin comisiones que permiten hacerlas gratis.
> Adeudos. La persona que va a recibir el dinero es la que lo solicita directamente a la otra. El adeudo es gratuito y se puede cancelar tras emitirlo, por lo que el dinero tarda bastante más que una transferencia en llegar a la cuenta destinataria. No obstante, no todos los bancos permiten realizar adeudos.
> Envíos de dinero con el móvil. También en este campo el teléfono móvil trae novedades. Plataformas online como Bizum, permiten enviar dinero a los contactos del teléfono sin tener que insertar códigos bancarios. Además, la cantidad llega de forma instantánea y el servicio es totalmente gratuito.

Sistemas para compras online y en tiendas físicas

De la misma forma que las compras a través de Internet se han multiplicado, también lo han hecho las herramientas para abonar estas adquisiciones. En la actualidad existen numerosos sistemas de pago online que aportan comodidad y seguridad hasta a los clientes más precavidos a la hora de revelar sus datos bancarios. Se trata de fintech que permiten los pagos sin necesidad de que el cliente tenga que dar su información bancaria al vendedor para que pueda efectuar el cobro. Se prevé un crecimiento de los nuevos sistemas de pago gracias al desarrollo y la implantación continua de nuevas tecnologías, sobre todo de los teléfonos móviles, así como por las nuevas opciones que ofrece el mercado y la evolución de la sociedad en general. Estos son algunos de los sistemas de pago en expansión:

Apps gratutitas para pagar con el móvil sin coste
Los medios de pago con el móvil están en auge. Dada la gran variedad de empresas fintech que lanzan nuevas formas de pagar con el smartphone, la sociedad cada vez está utilizando más estas aplicaciones. A continuación, las más destacadas:

> Bizum: es una iniciativa de la gran mayoría de los bancos españoles y permite realizar transferencias de dinero instantáneas y gratuitas entre particulares. Bizum está integrado a la cuenta bancaria, por lo que no se necesita una aplicación adicional, sino que va asociado al wallet del banco. A día de hoy, prácticamente todas las entidades españolas están adheridas a Bizum y se espera que todas acaben formando parte del sistema.

> PayPal: es uno de los nuevos medios de pago más antiguos creado en el año 2000, hasta el punto que se ha convertido en un referente. Permite pagar y realizar transferencias de dinero por Internet . Es necesario asociar una cuenta bancaria o una tarjeta a la cuenta de PayPal para poder realizar las compras a través de Internet. También cuenta con una aplicación móvil.

> Apple Pay: se utiliza para pagar en tiendas físicas, ya que va vinculado a una tarjeta de crédito. Se necesita un teléfono móvil que tenga incorporada la tecnología NFC (Near Field Communication), ya que los pagos se hacen mediante contactless. Este medio de pago está muy extendido en Estados Unidos y, poco a poco, se va extendiendo por Europa.

> Iupay: es una cartera digital bancaria que permite almacenar tarjetas y realizar compras a través de internet. Se puede dar de alta en la misma aplicación o desde el portal de la banca online de la entidad. Las ventajas de este método de pago es que los clientes no deben introducir sus datos al realizar una compra. Además, no supone ningún coste extra ni para el comercio ni el cliente. Hasta ahora hay 12 entidades adheridas en España a iupay, entre las que destacan BBVA, Santander o Caixabank.

> Twyp: es una aplicación lanzada por ING, que puedan usar tanto los clientes como los no clientes. Hay que vincular una tarjeta a la cuenta de Twyp para recargar fondos a Twyp y permite realizar pagos entre particulares con un tope anual de 1.000 euros. Sería como un Bizum, pero sin que estén implicados los otros bancos. Para enviar dinero es necesario que el otro usuario también disponga de Twyp. Se trata de un servicio similar al que ha impulsado WhatsApp, denominado WhatsApp Pay y que se espera que en breve asalte el mercado europeo. De momento, WhatsApp Pay solo está disponible en fase BETA en la India.

Referencias relacionadas y casos de éxito
e600
e600
e600
e600
e600

Los productos de EOS Ibérica cumplen con los requisitos y normativas de la UE en materia de seguridad

Nuestro método productivo nos permite fabricar y personalizar tu idea para integrar los componentes que necesites poniendo en valor nuestra experiencia en terminales antivandálicos o desatendidos así como la ingeniería para cumplir la normativa más exigente de protección y ergonomía, tanto en un prototipo como en grandes lotes