Seleccionar página
BUSINESS

Tecnologías

Escáner de documentos

El término inglés scanner llegó al castellano como escáner. Se trata de un dispositivo que se utiliza para la exploración y el registro de un documento físico y su conversión en un documento digital. El primer escáner de computadora fue desarrollado en 1984. Solo generaba imágenes en blanco y negro de escasa resolución. Con los años y el desarrollo de la tecnología, la calidad ha mejorado mucho.

En una época como la actual, en la que la mayoría de documentos que utilizamos en el día a día son digitales pero todavía persisten algunos documentos en papel, el escáner cobra importancia , ya que es el dispositivo que permite la transformación de un documento físico en un documento digital. El escáner también resulta imprescindible más allá de la ofimática o de la gestión documental. La digitalización permite aplicar tratamientos posteriores a los nuevos archivos que se crean.

Tipos de escáner
Básicamente existen tres tipos de escáner: escáneres planos, manuales y con alimentador de documentos. La principal diferencia entre ellos es la forma de escanear el documento.

Los escáneres planos son los más habituales y su funcionamiento es como el de una fotocopiadora. Consiste en poner en documento sobre una superficie de cristal bajo la cual se desplaza la lámpara que recoge la información del documento. Este sistema engloba tanto a los escáneres fotográficos, como para oficinas o domésticos. Este tipo de escáneres planos es el más habitual en equipos multifunción o de sobremesa.

El escáner auto alimentado o escáner con alimentador de documentos utiliza un sistema de escaneo similar al de los escáneres planos, a excepción de que el proceso de entrada, escaneo y salida del documento se realiza de forma totalmente automatizada. Ello permite escanear un gran número de documentos sin esfuerzo ya que el usuario solo tiene que colocar los documentos en la bandeja de entrada y volver para vaciar la bandeja de salida una vez se han escaneado. Este tipo de escáneres es menos habitual en el ámbito doméstico y suelen utilizarlo empresas dedicadas a la digitalización de documentos.

Los escáneres manuales y portátiles son dispositivos que carecen de soporte o anclaje para el documento que va a ser escaneado, por lo que tendrá que ser el usuario quien mueva el escáner por la superficie del documento. Esto los convierte en una herramienta muy versátil y portable. Un ejemplo de este tipo de escáneres son los que permiten escanear tarjetas de visita, textos línea a línea o el escáner-ratón.

La selección de escáner. Elementos fundamentales en la tecnología de escáner de documentos

A la hora de decidir qué escáner es el adecuado para unas necesidades concretas, es preciso fijarse en una serie de elementos o propiedades del mismo. Las más relevante son:

Sensor del scanner
El escáner no deja de ser un instrumento óptico que, al igual que la fotografía, utiliza la luz para captar un objeto real. Esa luz es captada y llevada hasta un sensor fotosensible que convierte los distintos niveles de brillo en señales electrónicas que finalmente forman una imagen digital idéntica a la real. La calidad del sensor será determinante para obtener una imagen digital lo más cercana posible a la real.

Existen fundamentalmente dos tipos de sensores para escáneres predominantes: sensores CCD (Charge-Coupled Device) y sensores CIS (Contact Image Sensor). Los CCD se basan en una lámpara de xenón que emite un haz de luz directa hacia el papel, la luz rebota y mediante un espejo se redirecciona mediante una serie de lentes hacia el sensor que recoge la imagen y la procesa. Los sensores CIS, en lugar de redireccionar el rebote del haz de luz hasta un solo sensor, se disponen una fila de sensores acompañados de unos diodos de luz, que recorren la superficie de escaneado captando directamente la luz rebotada, sin necesidad de ninguna lente o espejo. Entre los escáneres domésticos, el sensor más habitual es el CIS, por ofrecer un buen equilibrio entre el coste de fabricación y la calidad de imágenes que obtiene. Además, los dispositivos que utilizan este tipo de sensor pueden ser más pequeños ya que no necesitan integrar ningún tipo de lente. En cambio, el sensor CCD es el empleado habitualmente en escáneres fotográficos y profesionales o en los que se requiere una muy buena calidad, ya que permite capturar una cantidad de información óptica superior a la de los sensores CIS.

Resolución
La resolución óptica es un aspecto fundamental en la tecnología de scanner, a mayor resolución, mejor calidad en la imagen obtenida y más fiel a la realidad será. La resolución máxima de un escáner se muestra a través de dos valores: la resolución óptica y la resolución mecánica. La resolución óptica o resolución horizontal indica la cantidad de información horizontal que recoge el sensor en cada línea de escaneado, mientras que la resolución mecánica o vertical es la que indica la cantidad de pasos que tiene que avanzar el módulo de reproducción para completar la imagen en vertical. De estos datos se extraen las medidas de resolución. Por ejemplo, 600 x 1.200 ppp, significa que cada línea horizontal tiene una resolución de 600 ppp, y que se necesitarán 1.200 movimientos por pulgada para completar el escaneo en vertical. Este dato se muestra mediante la cantidad de puntos por pulgada (ppp o dpi de sus siglas en inglés) que es capaz de capturar el dispositivo. El número de puntos por pulgada es una cuantificación del número total de puntos que el sensor es capaz de detectar. A mayor número de puntos por pulgada de la imagen escaneada, mayor definición y calidad resultará.

Existen dos tecnologías para determinar la resolución: la óptica y la interpolada. La resolución óptica, o real, muestra la cantidad de puntos de una imagen captada mediante el sensor. En cambio, para lograr la resolución interpolada de un escáner se utiliza un software que crea, de forma artificial, puntos que realmente no se han captado. Cada vez que aumenta la imagen mediante interpolación, el número de puntos generados (inventados por el software) es mayor, la imagen pierde información real sobre su composición y, en consecuencia, baja la calidad.

Profundidad de colores
La profundidad de color es el valor que indica la capacidad del escáner para procesar el rango del color y el contraste de una imagen. Se mide en bits. A mayor número de bits, más nivel de degradado de un mismo color puede detectar el escáner y, por lo tanto, mayor precisión en los detalles, lo que permite capturar en la digitalización todo el rango cromático del original. La profundidad de color más habitual es la de 24 bits, aunque existen dispositivos que trabajan con una profundidad de color de 32 bits y 48 bits.

Velocidad
La velocidad de escaneo es muy importante para el entorno profesional en el que se deben escanear cientos de fotos o miles de documentos. Esta velocidad se basa en el formato del documento y la resolución que se utilice. Algunos escáneres permiten digitalizar en una sola pasada las dos caras de un documento, lo que incrementa la productividad.

Ruido
Al igual que la velocidad, el nivel de ruido que emite el escáner mientras trabaja adquiere importancia en el entorno profesional. Pero los escáneres acostumbran a ser ruidosos y cuando deben estar trabajando durante todo el día en una oficina con personas alrededor, contar con un nivel sonoro bajo es muy importante para el bienestar de quien lo rodea.

Tamaños de documento admitidos
Al igual que sucede con las impresoras, el tamaño del escáner define el tamaño de los documentos que puede procesar. El tamaño más habitual es el formato A4, pero existen escáneres de diferentes tamaños para cubrir las todas las necesidades de digitalización.

Accesorios
El formato de documentos nos lleva directamente a los accesorios necesarios para escanear negativos o adaptadores de transparencias. Por ejemplo, hay accesorios que permiten convertir los negativos de película fotográfica o diapositivas en imágenes a color, permitiendo escanear los negativos de fotos antiguas para obtener nuevas copias en formato digital.

Conexión
Aunque el tipo de conexión elegida por la gran mayoría de escáneres del mercado es el USB, existen modelos portátiles que permiten comunicarse con el ordenador de forma inalámbrica mediante Wi-Fi. Otros, más orientados para el entorno empresarial, también permiten conectarse a él a través de una red local, para enviar los documentos escaneados a cualquier ordenador de la red.

Software nativo y programas de reconocimiento de texto
En cuanto al software que incluye el escáner, si bien es cierto que existen muchos programas que permiten controlar la digitalización de documentos gracias al estándar de comunicación de escaneado TWAIN, algunos fabricantes ofrecen soluciones específicas que facilitan su uso. Un ejemplo pueden ser las funciones de escaneado con un clic en el que, tras insertar un documento en el escáner, basta con pulsar un determinado botón en el escáner para crear una versión digitalizada del documento en PDF en una determinada ubicación del ordenador. Además, muchos escáneres incluyen programas de reconocimiento de texto (OCR), que permiten identificar cada letra y palabra del documento escaneado, para crear un documento editable y modificable.

Referencias relacionadas y casos de éxito
e600
e600
e600
e600
e600

Los productos de EOS Ibérica cumplen con los requisitos y normativas de la UE en materia de seguridad

Nuestro método productivo nos permite fabricar y personalizar tu idea para integrar los componentes que necesites poniendo en valor nuestra experiencia en terminales antivandálicos o desatendidos así como la ingeniería para cumplir la normativa más exigente de protección y ergonomía, tanto en un prototipo como en grandes lotes